El orgullo de Hungría: el lago Hévíz

A pesar de que visité incontables veces este lago en mi vida, y de hecho es muy popular entre los lugareños, y muy apreciado por los turistas de los países vecinos, al mismo tiempo tengo la sensación de que todavía es un poco desconocido en otras rincones de Europa, por no hablar del mundo entero.

El lago Hévíz (pronunciado “hey-wiz” que literalmente significa “hey-agua” en húngaro ☺️) es el segundo lago termal más grande del mundo, pero biológicamente el más activo de los lagos naturales. Además de eso, es el lago termal más grande de Europa. Impresionante, ¿no es así?

El lago Hévíz 🤩

Gracias al lago, Hévíz se convirtió a lo largo de la historia en una ciudad balneario muy viva, visitada por turistas durante todo el año. En Hungría, por ejemplo, Hévíz fue la segunda ciudad más popular después de Budapest, durante varios años, en cuanto a la cantidad de noches que los invitados pasaron en alojamientos comerciales.

El lago se encuentra en el condado de Zala, en Hungría, a unos 8 kilómetros (5 millas) de Keszthely, la pintoresca ciudad, también conocida como la capital de la región del Balaton.

Hévíz se encuentra justo al lado de la capital del Balaton: Keszthely
El lago está ubicado dentro de una gran vegetación, vale la pena dar un paseo

“Las propiedades curativas del lago han sido bien conocidas des de hace siglos, la gente vivía aquí incluso al final de la Edad de Piedra. La base de la cultura del baño fue puesta por los romanos en el siglo II. Las monedas antiguas encontradas en el lago Hévíz demostraron que los romanos fueron probablemente los primeros en aprovechar las cualidades curativas del lago“.

La ciudad y el baño comenzaron a desarrollarse significativamente en el siglo XVIII, en relación con la familia Festetics, que comenzó la investigación científica sobre el uso del agua para la curación. Se construyó una casa de baños de madera, y pronto el baño se veía más o menos como hoy. Hévíz se hizo famoso en todo el país. A principios del siglo XX, se construyeron hoteles y restaurantes. Los tratamientos basados ​​en las aguas curativas se realizaron bajo la supervisión de médicos especializados.

“El primer médico en firmar un contrato para venir aquí permanentemente, el Dr. Vilmos Schulhof, fundó un hospital en 1911 para satisfacer la necesidad de fisioterapia moderna. Hoy, el Hospital de San Andrés para Reumatología y Rehabilitación es una institución reconocida”.

La temperatura de sus aguas se modula por la combinación de aguas termales frías y calientes, que provienen de 38 metros bajo tierra. El agua brota de una cueva de manantial, a aproximadamente 410 litros por segundo, con una temperatura de 40 ° C. La estabilidad biológica del lago se muestra por la temperatura del agua, que no ha cambiado durante años e incluso en los días más fríos del invierno no cae por debajo de los 24 ° C. Eso hace posible bañarse en el lago durante todo el año. En verano, la temperatura del agua puede alcanzar los 37 ° C. Por no mencionar los efectos curativos médicos del agua…

Sería realmente difícil enumerar todos los beneficios verificados del lago, y para qué tipo de enfermedades es recomendado por los médicos, desde trastornos reumáticos musculo esqueléticos hasta enfermedades inflamatorias de las articulaciones y la columna vertebral.

Las instalaciones

  • La gestión en general no es la mejor, ¡pero puedes sobrellevarlo!
  • El edificio del spa actual está construido en el centro del lago con alas desde las cuales puedes bajar al agua y nadar, o terrazas donde puedes relajarte. Mientras caminas por el complejo, que es agradablemente cálido por dentro, hay muchas tumbonas con gente relajada. Los sitios donde sentarse son limitados, aunque hay muchas de las tumbonas están desocupadas.
  • El lugar está bastante limpio, pero los vestuarios son pequeños y no están separados entre hombres y mujeres y, a veces, se debe hacer cola en traje de baño mojado para obtener una cabina libre para cambiarse.
  • Se te entregará un brazalete de plástico con microchip para abrir las taquillas de los vestuarios comunes. Deberás escanear tu pulsera en una máquina para saberqué número de casillero usar, luego encontrar el casillero y usar el brazalete nuevamente para desbloquearlo.
  • Deberás llevar tus propias zapatillas (obligatorio) ya que los pasillos alrededor de la casa de baño podrían serresbaladizos.
  • El personal no es amable en exceso, pero seguramente compartirán contigo la información necesaria. Además del húngaro, generalmente hablan alemán y ruso, debido a la cantidad de turistas que vienen de estos países y, en aquel momento, también inglés.
  • Es fácil estacionar, en el lado opuesto de la carretera, hay un gran estacionamiento, fuera de temporada de forma gratuita.
  • Hay dos bares dentro de la casa de baños, que tienen algunos bocadillos y opciones sencillas de comida, café y principalmente bebidas no alcohólicas. También aceptan tarjetas de crédito.
  • Puedes alquilar flotadores, y es muy recomendable ya que después de un tiempo te puedes agotar fácilmente en el agua. Por lo general, muchos nadadores de todas las edades flotan con anillos de espuma o goma, una visión divertida ya que normalmente solo se espera ver esto hablando de niños. El lago es grande y después de un tiempo querrás dejar de nadar para flotar en el agua tibia. Para el alquiler de estos anillos de goma se debe disponer de dinero en efectivo.
  • Hay importantes descuentos para jubilados.
  • Hay un gran complejo con sauna, centro de masajes, con diferentes tratamientos de barro.
  • Podéis nadar dentro y fuera de la parte interior de la casa de baño hacia el exterior.
  • También hay equipos de masaje acuático fijados bajo el agua. Para localizarlos basta seguir a las personas que hacen cola en el agua.
La entrada principal del Spa, llamada Festetics Fürdőház

¿Cómo llegar allí?

2. Desde el Balaton: Creo que esa es la opción más conveniente, si de alguna manera pasas tus vacaciones alrededor del lago, es muy fácil subirte a un autobús local o aún más fácil en coche.

1. Desde Budapest: Hévíz está a unas dos horas en coche de Budapest. La autopista M7 a Balatonújlak seguida de las rutas 76 y 71 es la más rápida para llegar allí. Los trenes salen de la estación Déli en Budapest. Los autobuses salen de la terminal de autobuses Népliget.

3. Desde el aeropuerto Fly Balaton: Hay algunos vuelos chárter directos desde Alemania y Rusia durante la temporada alta a este aeropuerto, que está a solo 25 minutos de Hévíz.

A 25 minutos en coche de Fly Balaton (Aeropuerto Internacional Hévíz-Balaton)

Los húngaros se toman muy en serio el concepto de bienestar, basado en un ideal de salud, más que de belleza. Hay tantos baños termales y spas diferentes en Budapest y Hungría, que visitar uno al menos una vez durante tu visita es parte de la experiencia húngara, incluso para hacerle comprender lo importante que es la tradición del baño termal en Hungría. El lago Hévíz, sin duda, ofrece una experiencia única que no debes perderte.

Advertisements