¡Echemos un vermut!

La expresión catalana para echar un vermut es Fem un vermut!

Aunque estoy enamorada de esta tradición local de tomar un vaso de vermut antes del almuerzo, desde el primer momento que probé mi primer vermut negro en Barcelona, hace poco que descubrí esta cadena de bares: La Fábrica del Vermutillo y La Bodega Monumental.

Tienen cinco bares en Barcelona, y ya hemos visitado dos de sus lugares, y debo admitir que son súper geniales y ¡tengo muchas ganas de ver el resto de sus bares también!

La Fábrica del Vermutillo en la calle Enric Granados

El primer bar que probamos se encuentra en Enric Granados, sinceramente, no es nada lujoso desde afuera y llegamos para la apertura, por lo que ellos y nosotros también dudamos un poco sobre si era el momento adecuado para entrar, pero después de una rápida conversación con el camarero, ¿qué es exactamente lo que queréis?, ¡vermut!, nos entendimos perfectamente. Dado que las mesas aún no estaban colocadas en la terraza, decidimos entrar dentro, y qué buena idea fue, ya que el bar desde el interior es realmente increíble, tiene ese tipo de ambiente que te hace retroceder en el tiempo, pero teniendo en cuenta las tendencias de diseño recientes. Se pueden ver muchas imágenes de los años 30 de Barcelona, en comparación con el aspecto actual de las calles y lugares seleccionados. El primer bar de esta cadena se abrió en 1937, de ahí por lo tanto, la idea de viajar en el tiempo.

Tremenda atmósfera y diseño
Selección de conservas

Su menú está limitado a vermuts, conservas, una selección de tapas básicas, según la antigua tradición. Pero la parte más genial son sus sifones que en cada mesa, así como en la barra, puedes encontrarlos en diferentes colores. Sin mencionar que los sifones se pueden comprar y personalizar intercambiando el color y la etiqueta. 😉

Sifones

Entonces, ¿qué es el vermut?

“Lo primero que hay que saber sobre el vermut es que es un vino fortificado, lo que significa que cada día el vino tinto o blanco se fortalece con la adición de alcohol como en el brandy. Luego también se aromatiza con la adición de hierbas y otros productos botánicos. De hecho, el vermut se usó originalmente por sus llamadas virtudes medicinales, que se creía que ayudaban a remediar los trastornos estomacales y los parásitos intestinales “.

Honestamente, antes de mudarme a Barcelona, incluso para mí parecía una bebida pasada de moda, algo que pedirían mis abuelos. Como extranjera, al pensar en el vermut, probablemente pensaría en una botella de bebida amarga, que permanece durante años en la parte posterior de la barra de bebidas para usarse solo ocasionalmente en martinis u otros cócteles.

Bueno, en España, especialmente en Cataluña, beben vermut generalmente puro. En Barcelona, el vermut es muy popular, por supuesto, especialmente entre los locales. Es una bebida esencialmente socializadora e ir de vermuteo, o “ir a por un vermut”, se ha convertido en sinónimo de ponerse al día con amigos y familiares. El momento perfecto para reunirse para un vermut es el mediodía y suele ser la primera bebida del día, que todavía se disfruta mucho como aperitivo. Los vermuts clásicos tienden a ser un poco más dulces que algunos de la nueva guardia, por lo que vale la pena combinarlos con algunas aceitunas españolas sabrosas y saladas para contrastar. 😋

El vermut español más famoso proviene tradicionalmente de Reus, un pequeño pueblo de Cataluña. Esta ciudad de solo 100,000 personas se convirtió en uno de los principales centros europeos de la industria del licor en el siglo XVIII, y muchos de los vermuts que encontrarás en España provienen de allí. Dada la importancia histórica de Cataluña en su producción, Barcelona se convirtió en una de las capitales del vermut del mundo.

El vermut normalmente se sirve en vasos pequeños, con un gran cubo de hielo, una rodaja de naranja y aceitunas en un palillo de dientes, a veces relleno de anchoa. Junto al vermut, el personal del bar generalmente le ofrecerá un sifón, que podréis elegir para completar vuestro vermut. Esto, sin embargo, de ninguna manera es una obligación y de hecho muchas, si no la mayoría de las personas, beben vermut puro.

Vermut servido de forma convencional

El segundo lugar que visitamos fue La Bodega Monumental, en Creu Coberta. Es un restaurante y un bar de vermut (vermuteria) todo en uno.

Bodega Monumental

Desde el exterior, parece un lugar del montón en Barcelona, y si no estuviéramos buscando este lugar en una dirección determinada, tal vez no lo habría notado.

Bodega Monumental

Pero desde adentro, nuevamente, da una sensación súper genial, de retroceso en el tiempo.

Anno

Por supuesto, probamos el vermut aquí también. 😋 Nos lo sirvieron con cortezas fritas tradicionales.

Selección de conservas

Si somos honestos, el vermut todavía tiene un poco de reputación como una “bebida de hombres mayores”, pero creo que estos bares están en el camino correcto para ponerse de moda nuevamente, y potencialmente ser muy deseables para los turistas, mientras lo sigan por el camino correcto de un futuro según las viejas tradiciones.

Al menos a mi definitivamente me convencieron. ¡Salud! 😉

Advertisements

Leave a Reply